Cine_Cam

Neorrealismo

 

 

Con el Neorrealismo empezamos la revisión de algunos de los movimientos cinematográficos europeos más significativos, posteriores a la segunda guerra mundial, de la historia del cine y cuya influencia permanece en la cinematografía actual. [Desde este enlace podéis a acceder a una de las páginas que utilizamos y que figura también en las direcciones web. Es una página de la RAI que se dedica al cine italiano y, por lo tanto, también al neorrealismo, antecedentes incluidos.]

El cine en Italia había alcanzado un importante nivel de desarrollo gracias al interés que suscitaba en las instancias del poder fascista. Mussolini había comprendido enseguida el valor que para sus fines suponía un medio de expresión como el cine y fomentó una política cinematográfica autárquica, frenó las importaciones de películas americanas, creó una escuela de cine, construyó los estudios Cinecittá , creó un modelo de censura del que bebería el franquismo y creó una revista, que dirigiría su hijo, Cinema, pero en la que acabarían como redactores o críticos gran número de antifascistas, socialistas y comunistas que escribirían y dirigirían algunos de los mejores films del neorrealismo. En 1942, en plena Guerra Mundial, Italia fue capaz de producir 129 largometrajes, si bien eran ficciones propagandísticas o comedias de “teléfono blanco” a imitación de las americanas, que ofrecían una cara falsa y amable de la sociedad.

Esta poderosa industria cinematográfica, la más importante de Europa, desaparecerá prácticamente en la Italia de posguerra.

Fragmento del capítulo inicial de la serie El cine italiano según Scorsese, dedicado al neorrealismo:

 

El neorrealismo, es el movimiento que tiene lugar en el cine italiano en la inmediata posguerra y que aporta nuevos lenguajes, nuevas formas de producción y también nuevas relaciones entre el autor y la sociedad. Se nos presenta, entonces, en dos dimensiones: una estética (su forma de captar la realidad), y otra ética, que considera esa realidad como una verdad con la que ha de comprometerse. De ahí su realismo.

 

Unas palabras de Rossellini, en su libro Dos palabras sobre el neorrealismo (1953):

….Soy un realizador de films, no un esteta, y no creo poder indicar con absoluta precisión qué es realismo. Sin embargo, sí puedo decir cómo lo siento yo, cuál es mi idea de él.Una mayor curiosidad hacia los individuos […] Una sincera necesidad, también, de ver con humildad a los hombres tal como son, sin recurrir a la estratagema de inventar lo extraordinario con rebuscamiento. Un deseo, finalmente, de aclararnos nosotros mismos y de no ignorar la realidad cualquiera que ésta sea.[…] El film realista es el film que plantea y se plantea problemas: el film que pretende hacer pensar…

O de Zavattini, nos ayudan a entender la finalidad del neorrealismo:

Cuando alguien, sea el público, el Estado o la Iglesia, dice: basta de pobreza, basta de películas que reflejen la pobreza, comete un delito moral. Es que se niega a comprender, a enterarse. Y al no querer enterarse, consciente o no se sustrae a la realidad.

Aunque se trata de un movimientosin límites claros, con obras muy diversas, sin manifistos prográmáticos y sin que podamos idetinficarlo con todo el cine italiano de la década de los cuarenta, el neorrealismo sí tiene un enorme alcance en el cine italiano de ese momento y en el posterior.

El neorrealismo adelanta lo que será el cine de la modernidad de los sesenta. Hasta hoy, la influencia del neorrealismo es patente en numerosas cinematografías: en le cine Latinoamericano, en los nuevos cines de Japón, en el cine de los paises del Este o en los nuevos cines europeos. [Como ejemplo de la influencia neorrealista en la España de los 50 os dejo en Vodpod Surcos, de Jose Antonio Nives Conde]

Un antecedente de lo que sería el neorrealismo lo encontramos en una película del 1942, Ossessione, de Lucino Visconti en la que la cámara ya sale a la calle y la presencia de no profesionales como figurantes o en pequeños papeles es ya importante.

Los cuatro directores considerados más representativos del movimiento son Roberto Rosellini, Vittorio de Sica, Giuseppe de Santis y Luchino Visconti.

Roberto Rosellini

De él son tres de las obras más representativas del movimiento: Roma, ciudad abierta (1945), Paisá (1946) y Alemania, año cero (1947)

Roma, ciudad abierta marca el inicio “oficial” del neorrealismo. Rodada poco después de la liberación d e la ocupación nazi, en exteriores reales, con actores no profesionales, se sitúa en los últimos momentos de la ocupación y se basa en un hecho real: la muerte de un sacerdote por ayudar a la Resistencia, aunque viene a ser una especie de crónica de unos seres en circunstancias sociales y políticas difíciles.

En el guión colaboraría, entre otros, Federico Fellini. Aunque la película tuvo numerosos problemas de censura en su estreno, el haber logrado la Palma de Oro en Cannes en 1946 le permitió rodar Paisá -1946- (también con la colaboración de Fellini en el guión), una película de seis episodios con imágenes documentales que, tomando como base el avance de las tropas americanas, son como una crónica social. En esta misma línea, retrata el Berlín destruido en Alemania, año cero (1947) aunque aquí la visión es aún más amarga y la única salida parece ser el suicidio: el protagonista, Edmund, un niño que víctima del nazismo acaba cometiendo un parricidio.

Roma, ciudad abierta

Escena de la muerte de Pina (Anna Magnani): Pina corre deseperadamente tras el camión en que los alemanes se llevan a su pareja tras una redada contra la resistencia; una ráfaga de ametralladora acaba con su vida en presencia de su hijo.

Vittorio de Sica

Suyas, con la inestimable colaboración en el guión de otro de los grandes, Cesare Zavattini, son películas representativas de la veta más humanista del neorrealismo: El limpiabotas, (1946), Ladrón de bicicletas (1948), Umberto D (1952), o Milagro en Milán (1951).

Ladrón de bicicletas es, posiblemente, una de las películas que más ha contribuido a la difusión del movimiento. Rodada también con actores no profesionales, narra la historia de un hombre humilde que se encuentra en espera de alguna oferta de empleo para aliviar su precaria situación económica. Un buen día le proponen un trabajo para pegar carteles con un único requisito: la posesión de una bicicleta. Ilusionado, vuelve a casa y tienen que empeñar lo único que les queda, la ropa de cama, para hacerse con la bicicleta (previamente empeñada para sobrevivir). Lamentablemente, el primer día de trabajo, un delincuente le roba la bicicleta…

Ladrón de bicicletas

 

 

Giuseppe de Santis

Su película Arroz amargo (1948), se sitúa en el neorrealismo políticamente más comprometido y que aspira a la transformación de la sociedad. Describe las duras condiciones de trabajo de las mujeres que se ganan la vida en la recolección del arroz y la rivalidad y solidaridad que acaban surgiendo en un trabajo tan inhumano.

Estamos casi al inicio de la película, cuando las arroceras están esperando el tren que las llevará a los campos. [Baila Silvana Mangano y aparece Vittorio Gasman, Walter Granata, que huye de la policía]

Luchino Visconti

Tras esa obra que prefigura el neorrealismo, Ossessione (a partir de la novela de Jamee M. Cain, El cartero siempre llama dos veces), La terra trema (1948) y Bellísima (1951) son sus mayores aportaciones al movimiento.

En La terra trema Visconti pone en práctica casi todos los presupuestos del neorrealismo: rodaje en exteriores naturales, actores no profesionales e incluso partes improvisadas en dialecto siciliano. Nos cuenta la historia de la toma de conciencia de un joven pescador que se rebela ante las condiciones de los mayoristas para los que trabaja y acabará perdiéndolo todo incluida la barca que se había comprado para trabajar como autónomo ante la indiferencia y el vacío de la gente del pueblo presionada por el poder de los armadores.

La terra trema

 

Los rasgos estéticos

Algunas de las características que comparten las obras citadas son:

a.- obra de colaboración desde el guión; intervienen varios guionistas algunos de los cuales ni siquiera están acreditados (las mejores películas neorrealistas surgen de la colaboración de directores y guionistas como Cesare Zavatini)

b.- una cierta improvisación en la escritura del guión, que no nace definitivo sino dejando vía libre a la intuición

c.- el rodaje en exteriores, en escenarios naturales, en barrios populares, (en parte también por necesidad, los estudios estaban destruidos, además de por cuestiones estéticas)

d.- participación de actores y actrices con poca o nula experiencia profesional y rechazo a cualquier tipo de estrellato

e.- el anhelo de contar hechos reales, de forma real, ocurridos en la realidad con especial atención al mundo del trabajo, a la vida cotidiana, lo que da a las películas un tono de crónica, de documento de la situación social dle momento.

f.- un modo de producción muy austero, con una financiación desorganizada (a veces fruto del ingenio en una posguerra inmediata con una precaria situación económica de los estudios cinematográficos

Sin olvidar que, en ocasiones, también han utilizado actores profesionales, han rodado en estudio o el peso dramático de la historia cobra más peso que el tono documental.

[Rastreando en Internet encontré un breve documental, en tres partes, que puede ser válido para revisar el movimiento desde sus inicios (obras, temas, características..). y que formará parte de una actividad sobre la Historia del cine: En el aula_Neorrealismo]

 

 

 

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 41 seguidores

%d personas les gusta esto: